viernes, 8 de noviembre de 2013

Cómo hacer un regalo épico


¡Muy buenas! Quería dedicar esta entrada a cómo sorprender con un regalo a una persona especial para nosotros. En concreto, la persona a la que iba el regalo es un muy buen amigo al que quería regalar algo especial. Vi en tumblr y 9gag a otras personas que habían hecho algo similar, así que me pareció una idea excelente.

Materiales

Para la caja
Una caja de madera, aunque también valdría una de cartón reforzada.
Pintura acrílica vermellón o rojo, realmente vale cualquier tonalidad de rojo, pero mejor si no es demasiado opaca porque sino no resaltará demasiado
Cinta plástica (no adhesiva) roja y blanca, también vale la roja y amarilla.

Para el interior de la caja
Una caja de chucherías de ladrillos (valen regalices también)
Un bote de Pringles
Un pack de 4 Twix
Una caja de galletas oreo (vienen en packs de 4 galletas)
Una caja de barritas energéticas
Una caja de kinder bueno (o bombones)
Un paquete de Snickers
Y una tableta de chocolate
Unos 600gr de chucherías, que 100gr aproximadamente sean de "jelly beans".  Valen de cualquier color, sabor o marca, pero si es con motivos de zombies, mejor (cerebros, huesos, vísceras…)
Una caja de botellas Heineken, son las que mejor color tienen para esto
Un paquete de pastelitos
Una bolsa de cacahuetes cubiertos de chocolate

Para la decoración
Dos jeringas de 60ml sin aguja.
Un bote de muestras (recipiente apto para envasar comestibles).
Bolsas de sandwich, a ser posible con cierre.
Pegatinas.
Papel de seda dorado.

Opcional
Un videojuego / película de zombies. Zombieland es una buena elección.

Montaje

1. Paso. Recipiente
Lo primero, encontrar una caja que se adapte a las necesidades. En función de lo que quieras meter dentro, debería ser más grande o pequeña. Importante tener cuidado que la pintura acrílica no esté en el interior de la caja porque podría contaminar los consumibles.

2. Paso. Seleccionar
Una vez encontrada la caja hay que comprar las galgerías. Selecciona las que más crean que le pueden gustar a la persona que se lo regalas, después hay que asegurarse de que caben todas. Al final me sobraron 4 paquetes de oreo y 3 botellas de Heineken.

3. Paso. Preparar
En este paso, una vez se saben todas las cosas que caben dentro de la caja, hay que irse a un programa como Photoshop o Illustrator y ponerse manos a la obra con una regla. Se miden las cajas, los diámetros de las botellas y más o menos el espacio que ocuparan las pegatinas. Hice una trabajo de investigación, mirando que había hecho otra gente y luego busqué referencias reales para hacer las pegatinas. En los casos que no había documentación: Imaginación para qué te quiero.

En este caso decidí que la caja de Kinder Bueno iba a ser una caja de "balas", usé papel de seda dorado para envolver cada chocolatina (sobre el envoltorio original ¡No hay que tocar la comida con las manos directamente!).



4. Paso. Imprimir
Hay que ir a una imprenta especializada en impresión de pegatinas. Pedí que me lo imprimieran doble (para tener ambas caras), con ir con un USB te lo imprimen directamente.


5. Paso. Decorar la caja
Antes de ponernos con el tedioso asunto de recortar, lo suyo es empezar a pintar la caja. Valen tus propias manos, pero repasé las marcas después con un pincel para que se viera más intenso, el acrílico sale muy bien con agua así que no hay que preocuparse de que se vaya a quedar la pintura pegada. Después de eso, dejamos que se seque la pintura y nos ponemos a otra cosa.


(Fue muy divertido hacerlo, conste)

6. Paso. El tedioso asunto del embalaje
Hay que recortar las pegatinas. Recomiendo los siguientes materiales para hacer un corte lo más apurado posible: Una regla de aluminio (o metálica), un cúter de dibujo con cuchillas, unas tijeras (o troquelador) y un soporte para hacer los cortes. Tenía un cartón pluma combado que no me servía para nada y lo usé como tabla de cortar.

Se recortan las pegatinas, atención a apurar las marcas de corte. Si tienes un troquelador, maravilloso, pero en el caso de no tenerlo hay que hacerlo con tijeras de toda la vida.



Una vez recortadas las pegatinas, se envuelven las chocolatinas del Kinder Bueno en papel dorado, se guardan de nuevo en la caja y se pegan las pegatinas sobre los envases. Un tanque radioactivo por aquí, unas cajas de balas por allá, unas muestras para laboratorio, bolsas de pruebas… Hay que echarle imaginación, por ejemplo en la película Zombieland hay un personaje obsesionado con los Twinkies. No encontré Twinkies originales así que hice yo misma las pegatinas para pegar sobre los pastelitos (se llamaban pinkies ;( ).

Por otra parte, con guantes o con las manos lavadas con jabón (recién lavadas, no vale eso de "ay me las lavé hace 5 minutos y he tocado un gato, el bolsillo del pantalón y no sé que más". Nada, si tocas la comida con las manos recién lavadas o con guantes esterilizados hay que lavarselas), se introducen los cacahuetes en el bote de muestras, las grajeas (jelly beans) en las jeringas, y las chucherías en las bolsas de pruebas.



Un amigo que me estuvo ayudando en este proceso se le ocurrió la idea de utilizar las pegatinas para aislar las jeringuillas (porque el émbolo no cabe). La idea es recortar un trozo sobrante de pegatina con la forma de la tapa con el cúter, luego se recorta solamente las "alas" de la pegatina para que encajen con las de la jeringa, y así las jelly beans no tengan contacto con el adhesivo.

7. Paso. Jugar al tetris
Ahora llega el momento de encajar todos los paquetes correctamente, es más divertido de lo que parece, pero hay que optimizar el espacio al máximo para que luego nada chafe nada. Lo más frágil arriba, lo más sólido abajo. Es sencillo.


Las jeringuillas las intentamos pegar con cinta aislante en la tapa de la caja pero acabaron por caerse por el peso, así que no es una buena idea.

8. Paso. Envolver con mimo
Utilicé la cinta plástica para envolver el regalo, y c'est fini. Ya está terminado : ).


Sabrina Cámara Ilustradora y diseñadora gráfica