miércoles, 21 de agosto de 2013

[Reseña] Cómo escribir ciencia-ficción y fantasía



Allá en 2010 un muy buen y querido amigo mío me regaló los dos primeros tomos de la saga de Ender (se estrenará en Noviembre la película). Me enamoré de la forma de enganchar que tiene Scott para describir, para explicar elementos extraños sin hacer perder el hilo del asunto y me di cuenta rápidamente de que era un escritor sensacional. Ganó los premios Hugo y Nébula merecidamente.

Entre los descubrimientos de el juego de Ender y la Herejía de Horus de Games Workshop (saga Warhammer 40.000), me dejé llevar por la ciencia ficción, que es un género en el que me costaba enganchar pese a que hubiera escrito bastante sobre ello.

Me encontraba leyendo "El guión" de Robert McKee (más adelante haré una reseña), en uno de sus apartados recomendaba leer libros de formación del género en el que se fuera a escribir, además coincidió justo un día en el que lo vi hilera tras hilera en una estantería como novedad.

Sobre el libro

El libro está dividido en lo que considero dos partes diferentes. La parte en la que Scott nos introduce a la ciencia-ficción y la fantasía, y la parte de las entrevistas, que desconozco si está en la versión original o es un añadido de la editorial. A su vez éstas están divididas en diferentes apartados.

La parte de Scott está dividida en cinco. Antes de comenzar con los capítulos hace una breve introducción a las expectativas que debemos crearnos sobre el libro. En el primer capítulo nos habla un poco de su vida personal, de cómo empezó, sus orígenes… Trata un poco de lo que se considera ciencia-ficción, del mundillo, la burbuja de escritores y lectores. La segunda parte ya tiene más chicha, explica como creó algunos de los mundos de sus novelas, habla también de las reglas de los mundos, da ideas ya usadas sobre los viajes espaciales y alguna que otra pequeña lección sobre física. También habla sobre el lenguaje entre otros aspectos técnicos como la longitud que tienen los diferentes tipos de texto. El tercer capítulo se centra en la construcción de la historia, de sus personajes, los puntos de vista, el protagonista, de los diferentes tipos de protagonista… El último es un recopilatorio de zonas a las que dirigirnos para empezar a publicar y movernos por el mundo, a curarnos en salud sobre temas legales, agentes e incluso una breve carta de presentación para ponernos en contacto con una editorial.

La parte de las entrevistas está dividida en seis apartados correspondientes a seis autores, tres autores nacionales y tres extranjeros: Elia Barceló, César Mallorquí, José Carlos Somoza, Bruce Sterling, John C. Wright. y Andrzej Sapkowski, que dan su opinión personal a una serie de preguntas relacionadas con la esfera de la ciencia-ficción y la fantasía.

Opinión personal y comentario crítico

Con este libro me he sentido algo decepcionada, quizá fue por el título, por el precio o por ambas razones. Siempre he considerado a Scott un genio de la ciencia-ficción y por eso se me ha hecho arena en la boca.

Si esperas que te enseñe cómo escribir ciencia-ficción y fantasía, te vas a llevar una gran decepción (como yo). Alguien con talento innato podría leer el libro y completar un Opus Magnum, pero no sería gracias a éste. Encontré en el texto como Scott comentaba numerosas veces que él no va a enseñar cómo escribir en un texto tan breve (unas 179 páginas, el resto son entrevistas), lo que francamente es una contradicción grande con el título de la portada del libro. En la página 7, 3er párrafo, 1era línea podemos encontrar una de esas veces. Siendo francos y honestos, el libro se habría titulado "Como yo, Orson Scott Card, escribo libros de ciencia-ficción y fantasía", ó "El método de Orson Scott Card para escribir ciencia-ficción y fantasía", ó "Orson Scott Card, método". Diría que habría sido más ético y razonable haber creado un blog para explicar estas cosas (como este).

El libro no incluye suficiente material como para aprender a escribir ciencia ficción y cita la compra de muchísimo material adicional para tener un poco de idea. Ciertamente no se puede aprender a escribir leyendo un único libro, pero da pocas pautas de estructura, por no decir que ni si quiera cita cómo estructurar actos o cómo introducir sub-tramas (las cuales menta pero no se hace alusión a ellas en repetidas ocasiones), que ni hablar de la famosa estructura del texto narrativo de introducción, nudo y desenlace, lo cual considero lo más básico para saber cómo escribir una novela. Por otra parte sí que cuenta qué punto de vista es mejor para narrar una novela de ciencia-ficción y tiene material informativo sobre la creación de personajes y héroes.

El buen punto es que habla del cociente MIPA, que son cuatro arquetipos de estructura de un libro de ciencia-ficción y fantasía y viene con ejemplos prácticos de novelas ya publicadas. El punto malo, que explica en qué consiste a grandes rasgos y tiene una duración de aproximadamente 15 páginas, en lo que considero que no da tiempo a desglosarlo todo. Muchas de las cosas que vienen en el libro son más artículos de opinión que una pauta para ayudar a escribir. Diría que hay demasiadas obviedades, incluso me ha sorprendido darme de bruces con que una sección del libro es muy similar al artículo de salud que recojo en el blog (que son cosas más de sentido común que otra cosa).

Las pocas pautas que se encuentran vienen ligadas a la opinión personal y profesional de Scott, además que casi todas las ideas que proporciona no son ideas para generar ideas, sino ideas que ya han sido utilizadas puestas como "tómelas como referencia". Si compro un libro de "Cómo dibujar anatomía humana" tendré más interés en aprender anatomía que en conocer la opinión personal del autor, sus divagaciones y vivencias personales sobre ese tema.

Otro punto bueno, Julián Díez han añadido notas relevantes para aquellos interesados en empezar a publicar. No se ha limitado a traducirlo, también ha hecho labor de investigación para adaptarla al mercado español. Hay bastantes anotaciones que clarifican asuntos comerciales en comparación con el mercado estadounidense, academias, asociaciones, títulos y editoriales en español también, exceptuando aquellas obras que lamentablemente no se han traducido.

Algo que también es positivo en el libro es leer las entrevistas realizadas a autores españoles de ciencia-ficción y fantasía, aunque tristemente se les formula a todos las mismas preguntas y no se les pregunta específicamente por su género, su forma de escribir o sus obras.

Otro punto a favor es la corrección, casi perfecta, frente a los 40 errores ortográficos aproximadamente que encontré en "El guión" de McKee, en este sólo he encontrado la falta de un punto y una errata tipográfica, no recuerdo exactamente en qué página.

El libro se lee relativamente rápido. He tardado 5 días (dedicándole 4 horas al día) tomando apuntes a la vez, porque me gusta tener el contenido importante a mano.

En mi opinión el libro es perfecto para gente que no tiene ni idea de escribir pero quieran dedicarse a ello y publicar, como primera toma de contacto o para personas que tienen dificultades para publicar y no saben a dónde dirigirse. Cita mucha bibliografía interesante y tiene material útil, pero no es en absoluto para personas que ya han tenido formación, se han formado por sí mismos, han asistido a concursos o han publicado algo, ya sea por internet sin ánimo de lucro o de forma comercial. No es un libro que vaya a introducir nuevos conceptos ni que vaya a ayudar a hacer una escritura de mejor calidad, simplemente es positivo para ver el punto de vista de cómo escribe Scott.

Lo que sí puedo recomendar es leer otras obras del autor, al que tengo un cariño muy especial, "El juego de Ender" y "La voz de los muertos" son dos libros sensacionales, estoy esperando aún al siguiente tomo para empezar a leer de nuevo la parte de una saga excelente.

Como nota final quiero decir que me apena mucho tener que hacer una reseña tan agria como esta y más de un autor que me gusta tanto como Scott.

Puntos positivos
- La introducción del cociente MIPA (medio, idea, personaje y acontecimiento) que es un detalle exclusivo para ciencia ficción.
- Buena organización y distribución del contenido.
- Las notas y comentarios del traductor para hacerse una idea del estado del mercado español, las cifras que se mueven, los premios y asociaciones son muy útiles.
- Se conoce el punto de vista de autores profesionales que dedican su vida a la escritura fantástica y de ciencia-ficción.
- La edición y corrección tienen mucha calidad, aunque me encontré con que varias páginas estaban separadas del lomo. 
- El texto es fluido y se lee muy rápido.

Datos técnicos
Autor: Orson Scott Card
Título original: How to write science fiction and fantasy
Traducción: Julián Díez
Género: Ensayo
Precio: 19,95€
Publicación: Rústica con solapas (papel)
Páginas: 240
Editorial: Alamut

ISBN: 978-84-9889-085-3
Sabrina Cámara Ilustradora y diseñadora gráfica

1 comentario:

  1. Me ocurrió algo similar con un librito de Ray Bradbury (Zen en el arte de escribir) que empecé a leer con mucha curiosidad, pero al final me pareció una colección de cosas que le pasaban al autor, y que no llenaron mis expectativas de lo que pensaba que serían ideas importantes sobre el arte de escribir. Con Ender me ha pasado que no acabé de conectar y lo deje a la mitad del primer libro. Primero por esos niños tan maquiavélicos y terroríficos (creo que me perdí el capítulo de cómo es que salieron niños así), que es como leer Dune, pero con niños. Luego están los elementos de space opera como las luchas espaciales en naves o en escafandras flotando por el espacio, que últimamente ya las siento demasiado viejunas, aunque entrañables, pero muy naífs, como cuando escribían que la Luna estaba hecha de queso. Y luego la otra cosa naíf que ya me hizo desistir fue lo de intentar hacer creíble que un anónimo, en virtud sólo de su ingenio, puede armar algún tipo de lio considerable en cuestiones políticas a través de los foros de Internet. Aunque eso no era tan ingenuo en los 80, en esa época supongo que podía ser una idea verosímil, porque sólo existía una élite de frikis de las mejores universidades del mundo debatiendo en grupos de noticias, y aun no había desembarcado en la red el populacho, ni habían aparecido los trolls en todo su esplendor, ni en fin, Internet era Pr0n, Facebook y fotos de gatos.

    ResponderEliminar