martes, 2 de julio de 2013

Por qué no trabajar sin contrato o pago por adelantado


Como autónoma me he enfrentado a experiencias muy duras como el impago de meses de trabajo, y cuanta más calidad y compromiso ofreces, más duele el golpe. Este es un caso personal con el que especialmente aprendí mucho.

Esto que digo no es nada del otro mundo, seguramente mucha gente se haya cansado de escucharlo, pero es que es tan cierto como la vida misma: No hay que trabajar sin contrato o pago por adelantado. Por si acaso se le ocurre a alguien pensar el "no, eso a mi no me pasará", "trabajo con alguien muy simpático", "nos hemos hecho muy amigos", cabe decir que yo he pensado lo mismo en numerosas ocasiones y hasta día fecha de hoy ninguna ha salido bien cuando hay dinero de por medio.

Esta experiencia concreta sucedió con un proyecto de videojuego para Steam, PSP Vita que supuestamente era para numerosos formatos y se iba a hacer mediante Crowdfunding (Kickstarter) realizado con técnica de pixel art. Me lo vendieron todo muy bonito:

Es un juego que vamos a sacar para crowdfunding, va a ser pagado, poco, pero pagado... Serán aproximadamente 6 meses de trabajo... No me importan las horas que le eches, sólo quiero que lo hagas bien ¡Era perfecto! Jamás me habían dado tantas facilidades para trabajar pero aun así me lo tomé muy en serio. Intenté hacerlo lo más rápido posible para que el programador pudiera trabajar ya con los gráficos finales, además que porque aunque se diga que no hay prisa, sí, siempre hay prisa.

Pero obviamente no puede ser tan bonito todo como lo pintan. Termino la primera animación y me pagan 200$ como "loyalty payment", pienso que era el pago por animación. Lo veo correcto, pese a que las animaciones eran muy complejas y tardaba una semana, semana y media en finalizar 32 frames estáticos 8-10 complejos (220x90px) más las modificaciones pertinentes (lo peor fueron los tatuajes), acepto y le digo que me parece muy bien, él se pone contento, todos contentos. Era la mitad de lo deseado, el doble de lo esperado. Así que continué trabajando al mismo ritmo el resto del mes.

Gracias a esto aprendí lo siguiente: Hay que hacer siempre documentos de análisis y valoración económica, lo que vendría a ser calcular la tara de trabajo, los pagos y lo que se va a recibir. Aunque en muchos casos se rechacen las valoraciones o se regateen, es mil veces mejor que aceptar un proyecto y que termine por no pagarse o que no se sepa el alcance del mismo: El que paga los errores siempre es el emprendedor o pequeña empresa.

En Enero estuve trabajando el orden de 13 horas diarias de media, sin fines de semana ni descansos, haciendo livestreams a altas horas de la madrugada porque era el único momento en el que él estaba, y levantándome al día siguiente a las 8 de la mañana. Estaba cumpliendo con creces, porque me importaba el proyecto. En mi caso cumplí, pero según iba pasando el tiempo pasaban cosas extrañas: Trabajar sin documento de diseño previo, el documento de diseño que me pasaron era excesivamente supérfluo, estaba lleno de concept art que no esclarecía prácticamente nada y no llegaba a las dos hojas de redacción. También había reuniones para diseñar movimientos, diseñar movimientos basados en un juego de Devil May Cry, basar la personalidad de un personaje en la del propio creador... Y un montón de cosas que olían desde lejos a: "El capricho del crowdfunding que a todo el mundo le está haciendo recaudar mucho dinero".

Realizar un videojuego no debería ser un capricho en el que implicar a muchas personas, debería ser el objetivo de cumplir un sueño, de llegar a una meta, de dejar una parte de nosotros en el mundo, pero sin ir más lejos, a mi este juego empezó cada día más a parecerme a este:


(Fuente)

Llegó febrero y vi que no me ingresaba más dinero por las otras 4 animaciones que había hecho. El mismo día que iba a hablar con el chico, pasó algo gracioso. El programador me dijo que cómo le cobraba 200$ por todo el mes, que era excesivamente barato, que debía valorar mi trabajo. En ese momento le comenté que yo pensaba que esos 200$ eran pago por animación y no mensual, en ningún momento se me había especificado lo contrario. Estaba enfadadísima pero lo último que esperaba era que se enfadaran conmigo y con el otro programador.

La persona en cuestión se enfadó porque, dado que pensó que el programador le había "destapado el pastel" y me había hecho creer que 200$ era poco y que por lo tanto no podría continuar pagándome eso y obteniendo el mismo ritmo de trabajo. Nos dijo de todo, que se sentía traicionado, que habíamos faltado a su confianza, y que si él no hubiera querido pagarme no lo habría hecho. Recurrió a lo personal, y obviamente, yo seguí con los 200$. Pasaron más cosas que encuentro de poco decoro decir aquí, pero que francamente a mi me dejaron bloqueada y acabé por ceder. Dijo que "era pago al mes" y claro, yo no sé cuanto cobran en Breda (países bajos) mensualmente, pero dudo que sea una cifra tan baja. Aunque no habíamos hablado nada y yo le dije que no podía hacer frente al pago a Hacienda con esa cantidad, que debería poner de mi propio dinero.

Aun así volvió la simpatía conmigo y me metió nuevamente presión para que le diera clases de pixel art,  decidí dejar mi enfado en lo más puramente personal y continué trabajando aunque no hice ni horas extras ni más clases de pixel art.

Hubieron nuevas promesas, nuevos desengaños y más exigencias que otra cosa. Dejé muy claro que ese era el último mes que trabajaría a media jornada solamente por mi compromiso a terminar el proyecto y que al siguiente ya no podía depender de mis ahorros y que necesitaba un contrato.

Pasó el mes de Febrero y el particular desapareció. Un mes después, cuando estaba copada con otros proyectos regresó con una frase que en particular, me ofendió hasta lo más profundo como profesional.

"Oh Sabrina, don't give that look to me". 

Quiero aclarar que comento esto porque realmente fue una experiencia, pese a que muy negativa, también me ayudó a recibir el palo que me hizo aprender a decir "no" y a mirar, dentro de lo que cabe, a mis intereses personales. No he creado este post con animo de denuncia porque comentar estas cosas sean o no profesionales, hay que denunciarlas ante la justicia si se puede y no ante internet, no sirve más que como experiencia.

Moralejas
  • Nunca aceptar (aunque no se cobre) trabajo de una persona que no tiene un documento de diseño de su videojuego, o de no tenerlo asesorarle para que lo haga antes de empezar a trabajar.
  • Cobrar un adelanto o que se encarguen de firmar un contrato conforme se comprometen al pago (al menos hay un colchón para demandar).
  • Cobrar por las pruebas.
  • El tiempo que uno decide invertir en otra persona mientras está en su jornada laboral es trabajo, ya sea para hacer un tutorial, un livestream o un garabato mientras se diseñan movimientos.
  • Evitar trabajar con particulares de otros países para grandes proyectos.
  • Evitar el sentimentalismo o el chantaje emocional, es trabajo no vida social.
  • Hay gente que no escatima en esfuerzo ajeno.
Sabrina Cámara Ilustradora y diseñadora gráfica

2 comentarios:

  1. Buenas Sabrina.
    Me he leído el post enterito por empatía.

    Me llamo Víctor. Soy ilustrador y me ha hecho gracia lo que has puesto sobre los amigos:
    "no, eso a mi no me pasará", "trabajo con alguien muy simpático", "nos hemos hecho muy amigos".

    Tienes toda la razón del mundo. -.-

    No es la primera vez que los amigo me han mandado un encargo y decirme: ''si, te pagaremos X, pero de aquí unos días, que ahora vamos un poco mal de pasta...'', y evidentemente no cobrar. Pero aprendí.

    Claro está que tu caso es una putada mayor aun. Estamos hablando ya de empresas y proyectos a gran escala que requieren meses de trabajo. Pero, si te sirve de consuelo, aprendiendo tu me has hecho aprender a mi también :)

    Cuídate. Sigue ilustrando y trabaja duro, que me gusta ver como lo haces ^^
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Víctor :), encantada.

      Por desgracia cuando se trata de este tipo de cosas, si quieres que valoren tu trabajo y tu tiempo lo mejor es hacerlo económicamente. Hasta una persona honrada lo entenderá, porque a veces pasa lo típico de "la falta de confianza" o el "¿Es que tengo cara de ladrón?".

      Pero si de por si ya vienen con esas lo mejor es poner tierra de por medio.

      Muchísimas gracias por tu comentario y por los ánimos *hug*

      Eliminar