lunes, 1 de julio de 2013

Por qué los ilustradores no trabajamos gratis




Gratis para personas que no conocemos, cabe recalcar, pero al lío. Charlando con un compañero  que se dedica a la programación, me comentaba que el desarrollo de juegos Indie está en baja: El crowdfunding dorado no era tan dorado como lo pintaban y pedir un dinero, por poco que sea, nunca financia íntegramente la campaña a no ser que los inversores estén muy interesados en el proyecto, cosa que un grupo indie y con poca publicidad no puede conseguir.

Ahí se entró en el dilema que seguramente muchos conozcan  "Es que los grafistas quieren cobrar". 

Llamémoslos grafistas, llamémoslos ilustradores, artistas conceptuales, diseñadores gráficos encargados de logotipos, artistas 3D, animadores 3D, técnicos de efectos, clean-artist, entre otros muchos. Este tema ha sido tratado por muchísimos colectivos, Xian Nu Studio hizo una entrada realmente interesante que no es sobre el mismo tema pero sí es algo similar que podéis ver aquí.

En mi caso no tengo experiencia con la edición de Manga o de Comic, pero sí tengo "forrados los huevos", con perdón por el lenguaje, en temas de videojuegos. He visto tanto y lo que aun me queda por ver, que acabas con una mentalidad muy concreta. El "grafista" que es como se llama a un ilustrador en terminología indie (y del RPG Maker, que esto viene de lejos), es el que se encarga de TODO. GUI, animaciones, escenarios, diseño de niveles, portraits, iconos, ilustraciones, portada, poster promocional, bannners, website... No quiero entrar en la polémica moral de si una persona debe o no debe cobrar por su tiempo, pero sí que quiero hacer unas cuantas apreciaciones y sobre todo responder a una gran pregunta:

¿Por qué queremos cobrar?

Antes de responder quiero recordar, un ilustrador / profesional en general es una persona que ha recibido una formación o por cuenta propia se ha dedicado a aprender una o varias técnicas útiles para el desarrollo de videojuegos: Lo que significa que no se ha formado en cualquier otro sector, al menos, teniendo una mínima calidad para desarrollar unos buenos gráficos que puedan entrar por los ojos del consumidor. Teniendo en cuenta que la educación artística cuesta bastante dinero (muchos masters cuestan de 6000€ para arriba), teniendo en cuenta que hace falta tener un equipo en condiciones y una serie de materiales, pagar la luz que se consume... Bueno, que no es barato ser ilustrador, realmente, el simple hecho de vivir es un gasto monetario.

Vamos a por las razones por las que un ilustrador quiere cobrar.

1º Razón
Como todo ser humano, los ilustradores también comemos. Es un mito urbano, puede parecer que no, pero sí, os lo digo yo necesitamos comer. No estoy diciendo de comer bistec todos los días pero francamente eso de alimentarse a base de cuencos de arroz hervido no es muy bueno para la salud. Por eso necesitamos que se remunere el tiempo que usamos para trabajar. El agua, la luz, el gas, el aquiler… Son cosas que hay también que pagar.



2º Razón 
Como artistas, pasamos al día muchas horas sentados y por lo tanto necesitamos un mínimo de ejercicio diario, lo que significa que para poder comer necesitamos trabajar y además tener una hora libre al día para hacer ese mantenimiento diario. Le sumamos una hora para higiene diaria, dos para comer y 7-8 para dormir. La triste realidad es que muchas veces se prescinde de dormir, de hacer ejercicio y comemos delante del ordenador  o en 15 minutos. Algunos prescinden incluso de la higiene.



3º Razón
Como todo ser humano, queremos tener un hogar (¡Oh qué burgués! ¡Qué capitalista! ¡Quiere tener un sitio donde dormir que no sea bajo un puente!), algunos quieren también tener una familia, pero como mínimo un hogar, ya sabéis, un sitio donde dormir y obviamente donde poder trabajar.



4º Razón
Casi todos los programas que usamos requieren una licencia que hay que pagar para poder producir de manera comercial. Para los escépticos, echadle un ojo: http://www.adobe.com/es/products/photoshop.html) Creative cloud: 61,49€ al mes. Photoshop, 24,41€ al mes. No es "caro". Pero son casi 300€ anuales. Súmale los 179€ de autónomos (en mi caso que soy mujer menor de 35, sino sería más). Y el que me diga lo de "descárgatelo pirata", bueno, comento y sólo comento que las multas por no utilizar licencias o software original son bastante peores que no pagar la licencia.



5º Razón
Los materiales de trabajo físicos son muy caros: Un PC que le tire la gráfica para soportar 3D no suele ser precisamente un PC económico, menos si no puedes contar con la ayuda de padres o familiares que te faciliten uno y tienes que ahorrar durante mucho tiempo para poder comprarlo. Los artistas también usamos cosas como tabletas gráficas, mesas de trabajo reclinables, de luz, materiales de oficina… Necesitamos una silla que aguante bien nuestra espalda.



6º Razón
Salud. Muchas veces participar en uno de estos proyectos suele significar que vamos a recibir cuanto poco, mucha presión por finalizar rápidamente. La presión, dependiendo de quién la reciba, se asimila en mayor o menor grado y ciertamente la gente muchas veces se excede con las modificaciones: Si querías alguien más profesional ¿Por qué no le pagaste? A caballo regalado no se le mira el diente, dicen, pero sí, en estos temas si se les mira el diente y mucho. Esa presión lleva a dedicar más horas de las recomendadas a trabajar de una manera incesante, a un estrés, a una falta de cubrir necesidades básicas. Incluso en los proyectos remunerados esto pasa.



7º Razón
Le quita valor a nuestro trabajo y al de otros. Bien conocido es lo de "si es gratis es de mala calidad" y de hecho pese a que hay un nivel muy alto de exigencia, al final siempre se acaba pagando al artista estrella que editó no se qué para ganar caché.


8º Razón
Y la más rotunda de todas: Es nuestro tiempo libre ¿Por qué deberíamos invertirlo en el proyecto de otra persona que no conocemos de nada y que no tengamos garantías de que se vaya a finalizar? ¿Por qué no emplearlo en el proyecto de un amigo o conocido que se preocupa por nosotros?

No se trata de no ayudar a los demás, se trata de ayudar a las personas que realmente lo necesitan: Antes de invertir el tiempo libre en otra persona, hay que preguntarse muchas cosas ¿Realmente lo necesita? ¿Es imprescindible para que continúe viviendo? ¿Le hace falta o es un simple capricho? Realmente creo, que si debiera invertir mi tiempo libre en algo, lo invertiría como voluntaria por motu proprio.

Muchos ilustradores, como es mi caso, por un motivo o por otro de la vida, no podemos vivir de nuestros padres o familiares: Estamos solos frente al mundo. Y no tendríamos que justificar el por qué tenemos que tener un derecho a cobrar: Estamos trabajando, y el trabajo DEBE ser remunerado como tal. Porque luego entra el tema de la pescadilla que se muerde la cola: No consumo porque no tengo dinero, no tengo dinero porque no hay consumo... Tenemos que lidiar diariamente con personas que justifican que necesitan una ilustración barata con la crisis, o con que nos llamen bohemios, con que nos digan vagos, con que aceptemos tratos esclavistas y abusivos, cláusulas muy estrictas, pero no se responde en consecuencia: No se da lo que se pide, ni si quiera una tercera parte.

Si estuviéramos en Francia o en Estados Unidos donde hay una oferta formativa mucho más amplia y más accesible a todos los bolsillos sería menos complicado. No es el caso. ¡Pero estamos en España! Y esto es lo que hay, y el primer paso para cambiar las cosas es no aceptarlas.

Dedico mi segunda entrada a este tema, porque no son pocos los correos que me llegan, ni comentarios, ni rumores sobre este tema. Son demasiados. Y me hace gracia porque son personas que les dicen de trabajar como becarios y dicen "¡No! ¡No! ¡A mí me tienen que pagar! ¡Que explotadores! ¡Qué esclavistas!", también esperan cobrar 10€ por su videojuego sacado en descarga en los markets de smartphones.

Es tan simple y llano como eso, pero se ve que hay mucha gente que aun no le entra en la cabeza. Aunque cabe decir ¿Todo esto es algo malo? No lo creo, simplemente me muestro en desacuerdo contra esta actitud concreta. Hay que apreciar el trabajo y el tiempo de los demás.
Sabrina Cámara Ilustradora y diseñadora gráfica

13 comentarios:

  1. Me quito el sombrero. Como diseñador gráfico que soy, estoy de acuerdo punto por punto. Un saludo y ánimo compañera.

    ResponderEliminar
  2. Como buen abogado del diablo te he de decir que muchos freelances (sean fotógrafos, diseñadores gráficos, etcétera) que comienzan a cobrar, al poco tiempo "sobre valuan" su trabajo y se cotizan a la alta "por inspiración divina", mientras que su trabajo va quedando en cosa standard (si es que no comienzan a acostarse en los laureles y a hacer angelitos), incluso a veces ya ni ellos hacen el trabajo que de inicio era "pasional" y visto por ellos mismos como una meta de auto-realización (pues contratan a un "entusiasta poquitero" para sacar tal trabajo).

    Eso no es lo peor, sino que comienzan a criticar el trabajo de quienes comienzan/comenzamos a soñar y a buscar nuevos caminos (o que incluso "ya estábamos", pero que no compartíamos su "lógica empresarial"), a desdeñar los principios del quehacer profesional, a lastimar la moral de otros "hermanos de oficio", diciendo cosas como "si eres bueno en algo, no lo haces gratis" (pero se niegan a ver la parte donde el guasón que lo dijo solo quería el dinero para quemarlo), y lo dicen en un modo convenientemente ofensivo, con una falsa modestia para quienes, como dije, no cobramos, somos "poquiteros", o andamos agitando la lata (es decir, para ellos la métrica de un trabajo bien hecho es el dinero "en forma", no la ética que hubo en ello).

    Lamentablemente, cobrar también forza a hablar bien de lo que uno hace, no de el trabajo en sí, sino de las personas/empresas para las que se prostituye (con todo respeto), pero esa opinión la reservaré para otro momento por no ser ahora el caso.

    Por el otro lado, no deberíamos tener que justificar el porqué cobramos pues, es medianamente entendible por la gente educada, que cuesta mantener una profesión (y una profesionalidad en primer lugar) y, que sobre todo, eso evita esa famosa espiral que va constriñendo la oferta y la demanda de la que nadie está excluido, como tú bien citas está pasando en España.

    En mi caso, me gusta ser bien claro con mis amigos profesionistas, y cuando requiero alguno de sus servicios lo primero que ponemos sobre la mesa es el pagarles, porque razonablemente soy exigente con lo que requiero, su amistad es solo una referencia de solvencia moral, pero su profesionalismo es su aval del pago justo que yo gustosamente les hago, sin tener que regatearles por los precios pactados.

    Y bueno, a todo esto también te felicito por el trabajo que haces; lo digo con sinceridad, no solo porque crea que el reconocimiento y el agradecimiento también sean fundamentales en la realización de una persona comprometida como freelancer profesional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tygrus,

      Por supuesto que no considero menos profesional a alguien que lo hace gratis porque realmente hay profesionales como Michael Reimer que crea freebies (imágenes gratuitas de uso comercial) y las distribuye de forma gratuita: Ayudan mucho a Pymes y autónomos a alcanzar la calidad de una gran empresa.

      Pero no, este artículo no trata de desprestigiar a nadie, ni profesional, ni amateur, ni becario. Este artículo trata más de valorar el trabajo y las horas que alguien invierte en un proyecto que se le ha solicitado. Una cosa es coger algo que ya está creado, adaptarlo a nuestras necesidades y sacarlo adelante, otra muy diferente es pedirle a una persona que se encargue de hacerlo.

      Conozco a muy pocos diseñadores, fotógrafos o ilustradores con las características que comentas, sólo a los muy conocidos y por desgracia desconozco su margen de beneficios. Lo que te vengo a contar es que la ilustración y el diseño de videojuegos no da tantos beneficios como pueda parecer, al menos no a un freelance o a un trabajador, no en España y desconozco la situación en el extranjero. Hay quienes dicen que Francia es mejor que todo esto pero no he tenido el placer.

      Quería exponer el por qué un grafista o ilustrador no trabaja gratis, no todos tienen por qué adaptarse a ellas, no todo el mundo tiene la misma mentalidad ¿Si es moral o no cobrar por las horas de trabajo? Bueno, he sido voluntaria para causas sociales en varias ocasiones y la única diferencia que ha habido respecto a trabajar en otros proyectos ha sido que yo así lo elegí. Y creo que eso es una gran diferencia. Quiero dejar claro de todas formas que esto no es una alusión a "promuevo el capitalismo" ni por el contrario "soy fan del comunismo". No promuevo ninguna de las dos, no creo en los polos enfrentados.

      Te agradezco ante todo, que aunque tengamos opiniones que puedan ser diferidas te hayas dirigido con educación y también tus palabras :).

      Un saludo.

      Eliminar
  3. :) De hecho no creo que difiramos, dije que como buen abogado del diablo lo decía (es decir, tengo que decirlo porque alguien tiene que decirlo, no porque necesariamente yo crea en ello).

    Estoy 100% a favor de que cobres (por todas las razones enumeradas y otras más), lo que me resulta enojoso (no contigo, aclaro) es que se haga necesario tener que explicarle a mucha gente (que a veces ni clientes potenciales son) lo que a ojos de personas sensatas (como tu servidor) es la cosa más natural del mundo: cobrar por ejercer un trabajo/oficio.

    He estado viendo varios sitios de trabajo Españoles, y compruebo que efectiva y tristemente muchas empresas ofrecen "contratarte" sin goce de sueldo, pero ofreciéndote cosas "maravillosas" como el ambiente laboral y la "experiencia" (¿para qué, para ir después a caer en otra empresa que seguirá aprovechándose de tus talentos inmisericordemente?...).

    En México, por fortuna o explosión demográfica, las compañías no han llegado a ese grado extremo porque las necesidades humanas tienen mayor velocidad que el proceso por el cual el capitalista "generaría" (teóricamente) más dividendos. En el caso de los freelancers, mi enojo es porque personas que tuvimos una educación profesional, no deberíamos empezar a abusar de nuestros compañeros de oficio no pagando lo justo, pues al rato iremos con el que cobre más barato, y el que cobraba más caro se verá obligado a bajar sus precios, una guerra de precios que ya sabemos cómo terminará.

    En Canadá, por otro lado, hay leyes que fijan los precios de muchos oficios y artículos, pero también fijan un nivel "sugerido" de comercio justo (sea un producto o sea como, en el caso de nosotros, un servicio). La ventaja de ello es que si, por ejemplo, yo vendo café y me apego a esta premisa de comercio justo (pagándole al productor de tal café un, digamos, 30% de las utilidades que yo estoy obteniendo), tengo el derecho a usar tal slogan (desde luego, siempre y cuando fiscalmente sea comprobable que sí le estoy pagando lo justo), luego entonces las personas que ven mi slogan, iran primero a mi café antes que al starbucks, porque sienten esa "empatía" y "compromiso". Desde luego, no es tan bonito como lo pinto, pues hay una serie de atenuantes, pero en resumen, yo aplaudo este tipo de ideas que tratan de mantener la estabilidad del poder adquisitivo, y que sobre todo valoran el esfuerzo humano recompensándolo con lo que es justo.

    Mi mal hábito de extenderme... bueno, solo repetirte estoy de acuerdo 100% contigo (no 99.9%); he estado viendo tu trabajo (muy bueno por cierto), se nota que pones tu entusiasmo, tu corazón, tu experiencia, tus ganas, tu inteligencia en todo ello: no mereces menos de lo que decreta el juramento Hipocrático: "viva yo feliz y recoja los frutos de mi arte, y sea honrado por todos los hombres y por la más remota posterioridad".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo Tygrus,

      Pues, la verdad es que OJALA estuviera regulado el precio de un ilustrador, de veras. El problema es que cuando una de las asociaciones de federaciones de ilustradores intentó regular un tarifario (para ayudar a novatos sobre todo) la CNC casi le puso una multa de 40.000€ por atentar a la libre competencia, lo leí en el foro de Domestika y no he encontrado la noticia, así que se quedaría en mero rumor pero aquí tienes una noticia similar:
      http://graffica.info/100-724-euros-de-multa-para-dos-asociaciones-profesionales-por-tarificar-precios/

      Ojalá hubiera comercio justo, a mi no me importaría y es justamente por todo el tejemaneje que hay de por medio. El tema de que hay ilustradores que cobran una miseria haciendo el trabajo de cuatro personas, o pintores que producen dos cuadros al año y cobran medio millón por ellos, es muy descompensado.

      Otro saludo para ti y de nuevo, mil gracias por tus palabras :).

      Eliminar
  4. A ver por como empiezo, lo primero no quiero desprestigiar el trabajo de nadie. De pequeña soñé con ser dibujante y acabe de informática, no se parece mucho, pero tengo idea de lo que cuesta hacer las cosas y de no trabajar "gratis" (amigo informático). Veo muchos puntos lógicos y normales, aunque lo que sería un sólo punto lo veo desmembrado en varios, los de "quiero una casa, quiero comer" y el de los materiales y las licencias. No creo que más puntos te haga tener más razón, pero al lío con mi crítica, e incluyo el post de Xian Nu porque asumo que estarás de acuerdo con ellos:

    1) Las licencias es de risa, por no decir excusa. Vamos, que no creo que el 60% tirando por lo bajo tengáis el software original empezando por Windows. Esto es una opinión lógicamente, pero parte de la experiencia propia que he tenido cuando he trabajado en tiendas. Con lo cual como argumento se cae a menos que a mi el dibujante me pueda probar que es así.

    2) Horas y cobrar por pruebas, no. Si yo tengo que cobrar por hacerte, no se, algo sencillo en el PC, y te digo que gasto 1h, pero en realidad puedo haber echado 10 minutos y cobrarte la hora entera, o haber echado 2h. Me tiene mas cuenta entonces cobrarte 2h para algo que me lleva diez minutos ¿no? A fin de cuentas, no tengo que demostrar el tiempo invertido. Por eso no consentiría, como cliente de cualquiera de las dos cosas, que se cobrara por horas.

    Cuando haces de programadora es igual, se te cobra por la obra final. Si eres buena te llevará poco y será rápido, y si eres mala será un infierno, pero al menos se puede justificar viendo el trabajo final. Más de un dibujante por un boceto en blanco y negro me ha dicho que echaba una hora cuando yo, como aficionada he tardado diez minutos (vale que no tan bien, pero tampoco soy tonta).

    Con las pruebas lo mismo. Podría vivir de hacer pruebas fallidas a ese paso, se presupone que sabes hacerlo. Y si me cobras por comprobarlo mal vamos. ¿Tu que pensarías de un médico que te cobra por un intento de análisis? Porque yo huiría.

    3) El dinero de autónomo: Otro chiste, hasta que no cobras, si no recuerdo mal en mi último intento de empresa, 1500-3000 euros no tienes que pagar autónomo por ley. Con lo cual salvo que factures eso es un gasto menos, y yo al menos, me sacan estos puntos para justificar un cobro y pido que se demuestre. A ver si los demás van a tener que enseñar justificantes de si trabajan en un videojuego o no para pedirte algo como comentas en tu otra entrada y tu sólo con las palabras te vale. Si lo cobras, bien, me vale, y si no pues es otro punto que no me vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) Creo que este punto son desconfianzas que no considero necesarias, si crees que un profesional no está utilizando software original deberías denunciarlo al lugar correspondiente. Aunque teóricamente si contratas a alguien el responsable de pagar la parte de la licencia durante ese periodo de tiempo me temo que es el cliente.

      2) Claro, eso en el teórico caso que yo tardara 10 minutos en formatear, o en dejar formateando un ordenador, ojalá mi trabajo fuera tan sencillo como aplicar una varita mágica y el dibujo se hiciera solo, teniendo únicamente que supervisar el proceso. El caso es que las pruebas muchas veces se extienden durante semanas, contestar correos, atender dudas por skype, llamadas telefónicas... A no ser que la prueba la desee hacer el ilustrador sin cobrar por ella, se deben pagar.

      Me gustaría ver tus ilustraciones y tus garabatos que haces en 10 minutos, francamente. Yo me he tirado sí, 10 minutos, 15 minutos, 40 minutos cuando tenía muchos detalles para un boceto cuando estaba muy inspirada. La cosa difiere mucho cuando se trata de un boceto que te pide alguien con X especificaciones, y por mucho que nos gustaría no tenemos un ciber-pincho que ponernos en la cabeza para poder saber lo que se quiere ¿Por qué digo esto? Por las modificaciones... Amigo. Ahí ya se sube a una hora a veces 4 incluso (me ha pasado).

      De todas formas las pruebas, quizá me has malinterpretado, pero estas son para aquellos clientes que no tienen demasiado claro si quieren trabajar contigo, te piden una prueba y entonces si les parece bien, continúan contigo en el proyecto.

      3) Para emitir facturas es obligatorio ser autónomo. Y sinceramente no creo que nadie pueda vivir con 1500-3000€ al año. Que critiques este punto me parece excesivamente rebuscado, criticar este punto es absolutamente absurdo. Son las reglas, no es justo pero es lo que hay, y legalmente si emito una factura a empresa y cobro IVA, debo pagar ese impuesto a Hacienda trimestralmente.

      Tras tus dos comentarios sólo puedo pedirte una cosa, por favor, si te has tomado tantas molestias en criticar, te animo a que te informes un poco más sobre el mundo de la ilustración:
      http://www.fadip.org/archivos/libroblanco.pdf

      Por cierto, si un profesional quiere cobrar una millonada por un bocetillo, tiene todo el derecho del mundo y si te parece mucho, como dijiste en el otro comentario, nadie te obliga a pagarlo o a ser voluntario de pagarlo.


      Eliminar
  5. 4) Cobrar por adelantado: Supongo que necesitáis medidas para evitar hacer vuestro trabajo gratis. ¿En cuantas tiendas os cobran por adelantado? ¿Pagáis a los informáticos por adelantado? ¿A los albañiles? A saber si luego cumple y no me va cobrando por cada modificación. Sin contar ya el tema de las horas/pruebas en este punto porque sería demencial.

    5) Es vuestro tiempo libre. Bueno, si eres aficionado, puede, pero si cobras el autónomo yo lo considero un trabajo. Dices por los comentarios que hacías voluntariado porque querías, asumo que no te obligan a dibujar, así que como argumento tampoco me vale. ¿Me cobras por tu tiempo libre haciendo algo que quieres? Hombre, lo mismo que el voluntariado :)

    Además diré que llevaba tiempo buscando un dibujante/diseñador para una serie de proyectos, y la mayoría tenía precios dispares que comparados a otros, completamente aleatorios, a veces más caros los dibujantes "mejores" que los "peores" o al revés... y en su mayoría ni aceptando sus precios lográbamos que dieran un palo al agua con respecto a lo que pretendían cobrar o cobraban. Seguramente aquí diréis que si he argumentado lo de ahí arriba "¿Cómo vas a encontrar dibujante así?". Bueno, al principio no lo pensaba, pero ahora sí me he dado cuenta que también los "clientes" tenemos que avisparnos en esto.

    Si mueves las condiciones que sugieres a cualquier otro trabajo, sería un escándalo. Cirujanos trabajando por horas (Las operaciones largas serían un chiste, las cortas, también), albañiles cobrando antes de acabar (y posiblemente luego desaparecerían), todos cobrarían porque su tiempo libre se ve ocupado...

    En fin, ya digo que os apoyo porque todo el mundo tiene derecho a cobrar, pero los argumentos los veo un poco así también de cara al cliente. Hay que pensar en ambos, y el cliente tendrá que tener el mismo derecho a poder "comprobar" que cobráis el precio que consideréis "justo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola yogurina.

      A) Cuando es un encargo, que yo sepa se cobra siempre por adelantado. Los informáticos a la hora de hacer un ERP o un CRM cobran por adelantado un 35%, incluso los propios estudios de diseño gráfico piden un adelanto, dado que los proyectos largos suponen de 6 meses a un año de trabajo y alguien tiene que pagar la nómina a los trabajadores.

      5) Mi jornada laboral es de 8 horas aunque se extiende a 12-13 muchas veces. A veces sin fines de semana y no se lo recomiendo a ningún ilustrador, no es una práctica nada recomendable, porque la jornada de 8 horas es la correcta y adecuada. Pero con mi tiempo libre, sí, yo si quiero hago las ilustraciones que puedo porque es mi tiempo libre, pero a quien yo decida hacerlos, como yo decida hacerlos y cuando yo decida hacerlos. Hay una diferencia muy grande entre imposición y libre albedrío.

      Siento que hayas tenido malas experiencias con algunos ilustradores pero esto es como todo, no podemos decir que un colectivo es "vago" o "malo" o "bohemio" por el simple hecho de que hayamos tenido una mala experiencia. Siento de veras que hayas empezado con el pie izquierdo en este sector, profesionales malos hay en todas partes y no sólo en este. Habitualmente cualquier profesional te dice el tiempo estimado de entrega en el documento o contrato.

      Por supuesto estoy de acuerdo en que los clientes necesitan asesoramiento, y mucho porque en España no es algo muy común dedicarse a esta profesión. Por otra parte, la disparidad de precios se debe a que no hay un tope establecido, como por ejemplo tienen algunos profesionales como los notarios, y muchos no saben que cobrar, habitualmente se cobra por el precio hora y a veces ni eso. Muchas personas piensan que a un artista le viene la inspiración a la cabeza pero eso puede pasar una de cada 10 veces que hacemos algo. Muchas veces requerimos al menos de unas horas para hacer una etapa previa de investigación y concept art.

      A los cirujanos se les paga por horas Yogurina, los mecánicos cobran por horas, lo que pasa que aunque la salud sea pública no significa que no se haga una factura (y en la factura se desglosa el precio hora de dicho cirujano). Por cierto, un dato curioso que me comentaron hace poco es que un técnico de sistemas (con disponibilidad 24/7) cobra aproximadamente 50 libras la hora aunque en este caso es mera especulación por mi parte porque no he podido contrastarlo con información veraz. Los albañiles cobran por horas también, los contratos están calculados por el precio la hora y si tienes una baja se te descuenta el porcentaje equivalente en los días (pero realmente se calcula en horas).

      Y por supuesto, el cliente debe saber por qué está pagando, soy la primera en defender el asesoramiento absoluto. El problema es justo ese, el desconocimiento y la ignorancia.

      Hace poco me dijeron, cuando me preguntaron aproximadamente el coste de realizar un videojuego (y obviamente es una cifra muy alta), me dijeron textualmente "Pero si yo voy a la tienda y compro un juego a 50€, no puedes esperar cobrar más de 50€ por hacerlo".

      Tenemos que soportar muchísima presión y que se menosprecie nuestro trabajo, mi mecánico sin ir más lejos me desglosa sus horas en la factura, que sí, no pago por adelantado pero es que se quedan con mi coche si se me ocurre la idea de no pagar.

      Una ilustración no se realiza ni en una ni en dos horas, y menos cuando es algo que nos piden a medida. Además de eso, si se va a hacer uso comercial de esta obra, es necesario establecer royalties o pagar en consecuencia, pero para eso existen los contratos.

      Eliminar
  6. Para Yogurina de Fresa;
    He ejercido de informático desde 2004, los tres primeros años trabajaba por libre, utilizando software libre y haciendo encargos para conocidos de familiares etc. Ponía un precio por trabajo que lo acordábamos entre el "cliente" y yo. Eso no era profesional.

    En 2007 comencé a trabajar en una consultoría como auxiliar programador. A día de hoy sigo trabajando en consultoría habiendo pasado por los roles de programador, analista/programador, analista y consultor, he participado en todas las fases de la vida de un proyecto habitual, desde la venta comercial hasta la entrega final y cobro del mismo, expongo como se realiza el proceso (me salto el apartado comercial).

    La persona que ejercerá como jefe de proyecto evalúa el alcance de este, hace una primera valoración en recursos necesarios y en horas. Junto al analista desglosan el proyecto en tareas más sencillas y concretan cuantas personas necesitan y con que roles.

    Se realiza un documento de análisis indicando las funcionalidades que se van a implementar y otro documento de planificación (normalmente utilizamos la herramienta Microsoft Project) en el cual especificamos, tarea a realizar, fecha de inicio, fecha de fin y rol encargado de ejecutar la tarea.
    De esta forma el cliente tiene de forma visual las horas totales que se invertirán en el proyecto y el desglose justificando en qué se invertirán.

    El siguiente paso es calcular el precio, para esto se le asigna un precio hora a cada rol (por ejemplo, programador 20 euros/hora, analista 30 euros/hora, etc).

    El resultado final es el precio de mano de obra del proyecto.
    En la factura final, además de este precio, añadimos el precio de las licencias, servidores y demás infraestructura.

    La forma de cobro es por fases, siempre se cobra un % antes de empezar el proyecto y luego otro % por cada fase acabada y entregada.

    Cobramos también por las fases de prueba y testeo de la aplicación ¿por qué? Es sencillo. Los clientes desean un producto perfecto y rara vez o nunca tienen tiempo y dedicación para probarlo, por tanto nos aseguramos de elaborar un plan de pruebas, ejecutarlo y entregar los resultados al cliente demostrando que la aplicación funciona y que hemos invertido tiempo y esfuerzo en garantizar la calidad exigida.

    Hasta la fecha no he conocido a nadie del sector que no cobre por horas, ya sea particular, autónomo, empresa, etc...

    ResponderEliminar
  7. Magnífico. Muy de acuerdo con todo lo escrito. Poco a poco parece que se está creando la conciencia de que los ilustradores también somos trabajadores. Hay muchos artículos de este tipo, de lo que se puede deducir que es algo que nos pasa, como mínimo, a muchos.

    Hemos pasado por varias fases, a cada cual más desagradable, entre las que yo destaco aquélla de que la gente se crea que no debemos cobrar porque estamos haciendo lo que a nosotros nos gusta y encima se nos "promociona". Gente que gana dinero a nuestra costa y que sin embargo se siente insultada cuando exiges un salario por tu trabajo, incluso si éste está claramente por debajo de lo que debería cobrarse. Ahora sólo falta que a la gente le entre en la cabeza que no somos burgueses con mucho morro buscando un trabajo fácil que dé mucho dinero para vivir "del cuento" en "plena" "crisis". Que no esperamos que haya un contrato donde todo nos sea favorable. Pero una cosa es eso y otra trabajar a destajo por una miseria o gratis, y que ni siquiera entiendan que estar sentado la mayor parte de cada uno de los siete días de una semana es malo para la salud, aunque tenga uno la silla del millón.

    En fin, supongo que cuando no les quede más remedio, la legislación tendrá más en cuenta los trabajos relacionados con el Arte y con la informática. Y luego supongo que vendrán los que sean las dos cosas a la vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría que pudieramos disponer, al igual que médicos, abogados y psicólogos, un mínimo por hora, y la posibilidad de denuncia por instrusismo profesional (que aquí en España es un pitorreo).

      Muy de acuerdo con tu reflexión y todo cuanto puedo hacer es enviarte ánimos. No te rindas que no somos pocos los que estamos en la situación, y tampoco los que queremos salir adelante ;)

      Eliminar
  8. Lo que expongo será una tontería para muchos pero ahí podría encontrarse una solución...
    Hay que buscar un nuevo nombre, ilustrador no vale. Diseñador ya está cogido, quizá infografista...ese puede valer...haces infografías y las cobras y punto. ¿Que que son?, ilustraciones por ordenador. No pretendas cobrar por hacer ilustraciones, que eso lo hace mi niño. ¡No en España!

    Es una cuestión de formas y no de fondo y puede parecer una tontería pero si lo probais...

    Es como cuando en España se ha querido fomentar la creación de empresarios. Empresario es un término chungo, tiene demasiadas connotaciones negativas, vamos a inventar otro "emprendedor"...ese mola...y voilá...ahí lo tienes. El término ilustrador tiene el mismo problema, connotaciones de las que no se va a librar nunca...boemio, hippy, perro flauta,...y creo sinceramente que ofreciendo lo mismo con otro nombre todo sería más facil.

    ResponderEliminar