miércoles, 4 de enero de 2017

Consejos básicos sobre impresión

Buenos días y ¡feliz año!

La imprenta asusta mucho, sobre todo cuando es la primera vez que trabajas con una. No tenía gran experiencia de impresión y tuve que formarme como el que dice de la noche a la mañana, había hecho bastantes cosas en diseño gráfico pero nada para imprimir.

Al final acabé haciendo packaging con plegados, catálogos, foto retoques, fotomontajes y en general una amplia variedad de trabajos vectoriales que hasta la fecha no me había atrevido. La imprenta era bastante exigente y llegué a la conclusión de que imprimir asusta porque un error puede significa que toda una tirada impresa salga mala o de baja calidad.

Publiqué en su día esta pequeña guía en twitter sobre cómo trabajar con herramientas vectoriales y cuatricomía. Es muy básico pero seguro que más de uno ha deseado eliminar ese "borde blanco" que deja Illustrator (o Inkdesign).
Y esto es lo que vendría a suceder si colocamos el color más claro encima y no debajo, que dejará igualmente un reborde por el reventado. Es un error muy común, lo he visto incluso en franquicias como KFC o similares y deja un acabado muy desagradable.

  

Si bien es cierto que las imprentas digitales no hacen esto, siempre hay que consultar al impresor que es el que va a trabajar con vosotros. Hacer una llamada cuesta poco y ahorra trabajo.

Seguiré subiendo consejillos y otras cosas sobre impresión.

¡Nos vemos pronto 😙!

viernes, 31 de octubre de 2014

¿Qué son las comisiones?

Muy buenas queridos lectores de ires y devenires. Hace un tiempo me planteé hablar del tema de comisiones y los encargos que realizo para uso editorial o para empresas.

Lo primero, dejar claro que éste concepto es el que vengo escuchando varios años sobre la palabra comisión, en términos de ilustración. Como el término en sí lo escuché por primera vez en deviantART, traduzco y pongo aquí un fragmento de a lo que se refieren a comisión en su FAQ:

"Pequeñas obras o servicios digitales ofrecidos por un artista, que otorgan la capacidad de obtener contenido personalizado de calidad". 

Me ha parecido un concepto tan dispar, después de haber hablado con numerosos artistas, que me preguntaba si alguien que no esté muy metido en el mundo podría llegar a confundirse, es más, incluso preguntarse si es que un artista quiere enriquecerse a su costa o realmente cuesta el precio que piden. En muchas ocasiones vemos comisiones de personaje a cuerpo completo a 15€ ofertadas por diferentes redes sociales, cuando se cobran cifras bastante más elevadas cuando se pide un presupuesto a otro ilustrador por algo que nos puede parecer lo mismo o similar.

Además de que el presupuesto varía de un ilustrador a otro, también hay otros motivos, pero vamos al caso.


¿Qué diferencia hay realmente?

Ninguna. El artista cobra por un servicio que ofrece tanto a un particular como para una empresa, aunque siempre pueden existir diferencias dependiendo del uso que se vaya a dar a la obra. A veces el artista hace rebajas para que su precio sea competitivo y atractivo para un particular, o simplemente lo emplea como práctica con compensación, asumiendo él mismo parte del precio.

Un encargo no deja de ser un encargo, sólo que algunas personas utilizan el término comisión para referirse exclusivamente a particulares.


La denominación coloquial

Cuando un artista dice "voy a hacer comisiones", suele referirse a encargos privados para particulares abiertos al público. Esto quiere decir: Sin contrato de confidencialidad, sin venta de derechos de reproducción, con una serie de condiciones establecidas y con un catálogo limitado de posibilidades con las que el autor ya se maneja. Teniendo la peculiaridad de que suele tratarse casi siempre de personajes de ficción creados por terceros -o algunos casos el personaje de esa persona en cuestión- , y otra, que suelen tener "slots" o encargos limitados, que una vez llenos ya no se pueden encargar más hasta que el ilustrador decida abrirlos de nuevo.

El ilustrador hace esto por diferentes motivos:
  • Estar en un stand no-comercial de eventos como salones del manga o cómic.
  • Por haberse adherido a un Artist Alley, aunque por lo que tengo entendido a través de otros artistas, a pesar de que se está luchando por conseguirlo en España, sólo sucede hasta la fecha en Francia y EEUU.
  • Sacar un ingreso extra porque necesita renovar material o hacerse con novedades.
  • Practicar. 
En todos los casos una comisión no deja de ser un encargo profesional. A pesar de que muchos amateurs, artistas sin formación o práctica pongan un cartel de "commissions" o comisiones, por precios irrisorios como 400 deviantART points que vendrían a ser 5$ americanos, no significa ni que sea el precio estandar de una comisión o que estas personas automáticamente sean profesionales. Por poner un ejemplo podríamos encontrar muchos carteles de "arreglo PC" en un tablón de anuncios, pero no todos tienen por qué tener formación o experiencia en ingenieria de sistemas informáticos.

Algunas comisiones son gratuitas y muy limitadas, en cuestión, artistas que buscan practicar no sólo para mejorar su técnica, sino también para ver cómo se desenvuelven en el trato con clientes o para darse publicidad. Esto vendría a ser básicamente como las prácticas que haría cualquier becario para tomar rodaje que haría por cuenta propia, aunque a tener en cuenta que ahora los becarios deben cotizar en el regimen de la seguridad social no lo encuentro una práctica recomendable. No me queda sino decir que ancha es Castilla.

    Otros tipos de comisión

    A través de redes sociales y diversas páginas he conocido las denominaciones coloquiales también de muchos tipos de comisiones. "Adoptables" (término que conocí gracias a @marmopollo del que tuvo la amabilidad de explicarnos), "bases", bocetos, iconos, diseños de moda, diseños de maquillaje, pinturas y maquillaje sobre dollfies o muñecas, peluches, key-chains y merchandising en general, por no decir un largo etc.

    Los adoptables, según lo que estuvo explicando muy amablemente Diana por twitter, son diseños de personajes ya hechos por el artista que pone a la venta (diseño de atuendo, estética, forma...).

    Si nos ponemos a mirar en lugares como Etsy, encontraremos una cantidad de artistas de todo tipo de disciplinas ofreciendo comisiones a particulares, y abriendo crowdfunding para proyectos un poco más grandes, pero que como bien digo en ningún caso dejan de ser proyectos profesionales que buscan abrirse paso en el mercado.


    ¿Por qué son más económicas las comisiones a particulares que los encargos editoriales?

    Una vez dejado claro el término coloquial de comisión (encargo de profesional a particular) y encargo editorial (encargo de profesional a profesional), puedo explicar qué es lo que encarece el precio de un encargo.
    • La venta de derechos de reproducción. Esto significa, el particular quiere una pieza para recreación personal, la empresa busca la explotación de la obra y lucrarse con esta, por lo que el artífice de la creación debe llevarse una parte proporcional a lo acordado ya sea con un adelanto de los royalties o compra total de los derechos de reproducción.
    • La confidencialidad. En muchas ocasiones no se pueden enseñar en el acto las piezas preparadas, lo que puede ser un defecto porque el currículum de un artista es visual. La cofidencialidad se suele compensar económicamente en algunas ocasiones, o no, depende del modo de trabajo del artista y de sus intereses.
    • La exclusividad. Para llegar a mayores niveles, hay contratos de exclusividad que viene a ser que el artista se compromete a  trabajar sólo para la empresa que le ofrece este tipo de contrato. Quebrantar dicho acuerdo puede suponer una penalización económica, que se estipula en el contrato.
    • La responsabilidad y la disponibilidad.
    • Cambios y revisiones. Normalmente las comisiones a particulares, sobre todo las creadas en formato tradicional, no se revisan ni cambian, se entregan tal cual han sido empezadas y finalizadas. En el caso editorial, se realizan numerosos cambios y revisiones antes de acceder al producto final, lo que encarece en horas el trabajo del artista.
    • La obra original en el caso de estar hecha en formato tradicional.
    • Los gastos notariales derivados de la venta de los derechos. Esto es algo que supone una terrible sorpresa para los que encargan trabajos profesionales por primera vez, para sus libros o para maquetaciones cuando uno edita por su propia cuenta.
    En todo caso, para ceder los derechos de reproducción a terceros hay más complicaciones, me gustaría explicar esto más detalladamente en otro artículo puesto que cuando estás cediendo los derechos de reproducción se presupone que es para hacer una explotación comercial de estos bajo una serie de condiciones (4/5 años desde la firma del contrato, número de ejemplares, soporte, rango de reproducción, impresión o digital, y un largo etc.).

    Agradecimientos a @duranial, @cookiesdf y @pedroRMandreo por su tiempo, pues sus respuestas han servido para elaborar esta entrada, ¡gracias!


    viernes, 24 de octubre de 2014

    Nada de quejarse si tienes trabajo, autónomo

    He decidido posponer la entrada de las comisiones para la próxima semana para hablar de este fenómeno fan que algunos hemos tenido la suerte o desgracia de escuchar.

    Tienes trabajo

    Como otras muchas frases enlatadas, una de ellas se ha convertido en mi favorita y es "no te quejes que al menos tienes trabajo". Me gusta acordarme de una profesora de religión que tuve, a veces, cuando le tocaba hacer guardia en el comedor decía "cómetelo todo que los niños del África no tienen tanta suerte como tú". Tienen en común lo mismo: hacer sentir culpable a la persona que va dirigida para que tolere esa situación de malestar. A tener en cuenta que los profesores comían filetes de ternera con guarnición mientras que los alumnos una cosa que llamábamos fidepuaj.

    Tener trabajo es un derecho constitucional, por el que una persona puede estar agradecido por supuesto, pero en el caso de no estarlo no se le puede negar el derecho a expresarse, en forma de sindicatos, subidas de salario o mejoras de empleo en base a su valía.

    Un sector complicado

    Cuando hay una etapa de crisis los puestos de trabajo empeoran en condiciones, se bajan los sueldos, se limpian plantillas enteras y se empieza a recortar de todas partes. De por sí el negocio de diseñador gráfico, ilustrador, o cualquier trabajo relacionado con las artes en España han sido menospreciados hasta la saciedad, es duro ver como personas con talento considerable en el oficio son menospreciadas y tratadas con frases como:  
    • No te pago pero ten en cuenta que te promocionarás mucho trabajando para mí
    • Al menos haces lo que te gusta
    • Estoy dándote una gran oportunidad, no seas tan tonto como para desperdiciarla
    • Te pagaremos en cuanto el proyecto genere dinero
    • Etc.
    Por no comentar la propia competencia desleal que tiene el sector, el cuñadismo, el "eso no es un trabajo porque es hacer monigotes", o la ignorancia general en lo que respecta al oficio, al menos en España. Lo que quiero decir es que para trabajar en este sector hay que hacer mucho más que echar currículums a cualquier empresa (puedes revisar aquí un artículo básico sobre cómo buscar empleo).

    Ser freelance vs. Contrato

    Para otros ilustradores y compañeros de profesión esto debe ser una generalidad, para otras personas por desgracia, no. Hay una diferencia grande entre una persona que se busca el trabajo y una que trabaja para una empresa.

    1. Pagar por trabajar vs. Contrato laboral. La cuota de autónomos es muy variable dependiendo de la base de cotización, la mínima es de 875,50€ (2014), y se debe pagar como cuota un 29,90% sobre esa cantidad, unos 261,8€ de no tener bonificación (fuente). En las empresas, se descuenta un porcentaje del salario bruto, pero esto no supone al trabajador tener que asumir ninguna cuota por trabajar.

    2. Gestión particular vs. Gestión de la empresa. El autónomo tiene que hacer declaración mensual, trimestral y anual, mientras que el trabajador sólo tiene que hacer una declaración anual.

    3. El material corre a nuestra cuenta vs. Materiales de la empresa. Los trabajadores cuentan con la maquinaria o material en su puesto de trabajo, si se rompe, la empresa la repone. En el caso de un autónomo no es así, corre por su cuenta restituir el material roto, pagar sus licencias o el material que va a usar. De por sí los materiales necesarios son de reposición habitual, otras mejoras para la rapidez y calidad del trabajo requieren precisión y calibrado que hacen a algunos especialmente caros (como una pantalla digitalizadora).

    4. Impagos vs. Contrato laboral. Muy común, a pesar de los juicios monitorios muchas veces son complejos cuando se tratan de operaciones con el extranjero.

    5. Trabajar en casa. "Qué suerte tienes de trabajar desde casa". Cuando esta pregunta es hecha con buena intención o curiosidad no me importa explicarlo. No siempre es de buenas, sino con ese tonillo de resquemor que hace sentir incómodo. Trabajar desde casa no es sinónimo a "que paguen por estar en casa haciendo lo que se quiera", porque en realidad es al contrario. Más responsabilidad, más disponibilidad, más horas. Es raro el mediodía que acudo puntual a la mesa.

    6. Gastos. Un trabajador no aporta el alquiler de la oficina, el agua, la luz, calefacción, materiales, de su sueldo, cuando en realidad el autónomo o freelance sí lo hace.

    7. Buscarse las castañas. A diferencia de alguien que trabaja para una empresa, y a no ser que sea ese específicamente su cargo (comercial), el freelance debe buscarse sus oportunidades de empleo, ya sea a través de micro mecenazgo y encontrando clientes en el extranjero o en España.

    Ese tipo de comentarios son dañinos

    Cada vez que alguien dice "qué suerte tienes" sé que no lo hace con mala intención. Es posible que trate de alguien que está viviendo una situación precaria o que conoce a alguien en situación de necesidad, y el malestar general suele tener la necesidad de buscar culpables o de señalar a otros más afortunados. Aun así este tipo de comentarios dichos desde la ignorancia pueden convertirse en una lacra a la moral de un autónomo.
    • Tenemos poco tiempo libre, a veces ni vacaciones.
    • Trabajamos más de ocho horas al día.
    • Cuando no estamos trabajando estamos pensando en trabajo, no desconectamos del todo.
    • No contamos con respaldo ni apoyo financiero, quizá de familiares en el caso de los que tienen o pueden contar con ellos.
    • Es una lucha constante para no tener que alistarse a la fila del paro, del cual un autónomo no siempre tiene derecho.
    • A veces no se puede evitar el sentimiento o sensación, cuando se dicen estas cosas, de que uno es un desagradecido o peor todavía, un exagerado. No se puede evitar pensar que uno no tiene derecho a sentirse mal por algo que considera injusto.
    En absoluto es por desagradecimiento hacia un cliente. El trabajo no es una cuestión de suerte, es un derecho ganado, conquistado y logrado, por una persona firme y profesional, que confía en sus habilidades y que busca dignificar su persona y el oficio. Una persona que se ha caído muchas veces antes que encontrar el camino correcto, y que en lugar de rendirse ha seguido adelante.

    ¿Es eso un menosprecio a los trabajadores, a los desempleados, a las familias en paro o a los que dan trabajo? No. Es la simple defensa de la dignidad. En ningún momento defender o apoyar una postura significa estar en contra de las otras.

    ---

    Espero que este artículo haya arrojado un poquito de luz a alguna que otra persona, seguro que habrá quien esté de acuerdo o no. No te olvides de dejar tu opinión en los comentarios, te responderé encantada. ¡Gracias :)!

    viernes, 17 de octubre de 2014

    Cómo buscar (y encontrar) trabajo

    Tener trabajos para mostrar

    ¿Escoger especialización o ser versátil? Antes de empezar a buscar trabajo hay que tomar la decisión de especializarse. Este oficio reúne muchísimas ramas, en la etapa de formación es cuando uno encuentra su punto fuerte, ese es el que hay que especializar (que no encasillarse). Pero también puedes, si te parece bien, abarcar más campos, sobre todo si de tu especialización no hay demasiado mercado o ya está abarcado.
    ¡Manos a la obra!

    Realizar un portafolio con los mejores trabajos. Son pocas las personas que no tienen ordenador o dispositivos móviles conectados a internet, por ello recomiendo realizar un portafolio online con responsive design (diseño adaptativo a las diferentes plataformas), también un PDF con los trabajos más destacables para poder mostrar a través de una tablet o impresos, como sea más cómodo.  Mis máximas: Limpio, sencillo, espacioso y usable.

    - Portafolio online.
    - Portafolio offline (tablet / impreso).
    - Currículum Vitae específico para tu área.

    Crear una identidad (opcional pero deseable). Tarjetas de visita, carpetas corporativas, correo electrónico propio... No son necesarios para empezar pero sí atractivos para el contratante, este trabajo es visual por lo que recomiendo apostar por una buena exhibición de lo que puedes hacer.


    La imagen cuenta

    "¡Exhibe tus habilidades! Ahí está tu fuerte."

    ¿Puedes demostrar tus habilidades? Un portafolio online es lo mejor. Una recomendación a tomar o no es hacerla uno mismo y no es muy complicado porque hoy en día ya no es imposible tener un website. Si se te da bien HTML y CSS o conoces lo básico, puedes probar a montarte tu propio portafolio con la tecnología de Bootstrap (es la que estoy usando yo ahora mismo) porque es muy usable y viene con responsive. Mucho mejor que otras plataformas que me han comentado que se van a quedar obsoletas.

    Aquí puedes descargar lo que te haga falta. Si no se te da muy bien, tienes temas gratuitos poniendo en tu buscador favorito "bootstrap template freebie", o aquí si no te importa pagar unos eurillos también puedes encontrar algunos de mucha calidad.

    Compromiso y seriedad. El justo y necesario, recuerda que no eres un esclavo, las condiciones del contrato a rajatabla.

    ¿Educación? Tomaduras de pelo habrá a puñados a la par que personajes muy desagradables, en estos casos lo mejor es tomarlo con la más grande de las calmas. Cuesta, lo admito, a mí se me llevan los demonios, así que en estos casos lo mejor es tierra de por medio. "Aunque no podamos llegar a un acuerdo, éstas son mis referencias". Más que educación es optimizar.

    Lista de empresas 

    Hacer una lista de empresas de tu zona o las zonas deseadas. Siempre se puede encontrar una empresa referente, o varias, sobre una especialización determinada, por lo que cuesta relativamente poco buscar editoriales o lugares que se benefician de la venta de productos basados en esta profesión.

    Buscar en la página web la opción "careers / jobs / trabajo" o "trabaja con nosotros". De no tenerla, buscar el e-mail de recursos humanos y hacer una primera toma de contacto para declarar interés en enviar un portafolio.

    Llama personalmente. Si no se ponen en contacto contigo, muestra interés (si tú realmente tienes interés en esa empresa, claro). Preguntar por la persona responsable de recursos humanos o informar del interés por trabajar es un punto que casi nadie tiene en cuenta. En el mayor de los casos responden que no tienen la necesidad de contratar a nadie, pero aunque suceda esto lo mejor es dejarles las referencias por si en un futuro sí tuvieran esa necesidad.

    Concertar entrevista. Si la empresa en cuestión muestra un mínimo de interés, aunque no respondan, lo mejor es enviar un e-mail o llama para preguntar si han visto el portafolio e informarles del interés en concertar una entrevista presencial.

    Si todos los pasos anteriores fallan, hay que tachar la empresa de la lista y seguir buscando. En esta etapa de buscar trabajo uno se puede plantear ideas negativas pero todo hay que decirlo; la situación está mal y no es culpa tuya. Nunca hay que descartar alternativas.

    También hay páginas (como wrapbootstrap) dónde podemos vender nuestros trabajos a más público, o en el caso de ilustradores como Society6, autoedición... Eso ya es una cuestión de elección personal, y a veces es más deseable que trabajar para clientes que no te pagan.


    Páginas especializadas


    Dejo aquí las que considero a tener en cuenta.


    ¿Redes sociales? ¡Sí!

    Aunque significa invertir mucho tiempo en buscar, en twitter siempre hay alguien que necesita un ilustrador, algún recurso de pixel art... Es un trabajo arduo y puede que sin demasiado éxito, pero al menos tener presencia en internet deja constancia de que estás ahí.

    También se pueden ofrecer comisiones y/o encargos a través de páginas como Tumblr, Twitter y DeviantART. Dependiendo del de sensibilidad personal y con lo que uno se pueda sentir cómodo también hay un amplio mercado en el mundo de las viñetas, cómic o ilustración erótica que cabe no descartar pese a lo polémico o poco ético que pueda resultar.


    Puerta fría

    La puerta fría es echarle mucho valor y presentarse en las empresas currículum / portafolio en mano. Arriesgado, pero muy recomendable para personas carismáticas y con don de gentes. Desde mi experiencia personal, hay que tener mente fría y cuerpo para aguantar un rechazo tras otro.


    Mejorar aptitudes

    Aprender inglés, en mi opinión, es una aptitud indispensable y hay muchas opciones para aprender por lo que no encuentro hoy día una excusa el hecho de no tener dinero.

    En numerosas ciudades y pueblos es habitual encontrarse con los grupos de aprendizaje mixtos (anglo parlantes con hispano parlantes), esta es la más económica. También hay opciones menos económicas como apuntarse a una escuela de idiomas o empezar incluso por plataformas online gratuitas como duolinguo.

    -

    Esto es todo por hoy y hasta el próximo viernes, donde hablaré de por qué las comisiones son tan económicas comparadas con la ilustración profesional, que aunque parece algo más que obvio no está de más ahondar en el meollo en cuestión. 

    Cabe destacar que esto más que consejos son sugerencias, cada persona es única y su forma de ser especial. Por lo que ánimo y buena suerte, encontrar trabajo hoy en día es una tarea bastante complicada y más en este sector, sin decir que no siempre satisfactoria porque, sobre todo en este mundo hay muchos impagos, tomaduras de pelo y demás.

    Conozco a bastantes artistas que tienen un segundo trabajo a jornada completa o media jornada mientras se hacen hueco en el mundillo o que todavía viven con sus padres. Por eso he considerado justo editar esta entrada. Cierto es que a mí en el pasado se me ha dado bastante bien encontrar trabajo pero también es porque tenía mentalidad esclava: Trabaja muchísimas horas, trabaja fines de semana, demuestra que vales. Pero eso no es justo ni considero que haya que fomentarlo y por eso he rectificado el tono de esta entrada.

    Como siempre, gracias por vuestra lectura.

    domingo, 20 de julio de 2014

    Proceso creativo de una ilustración

    1. Primera toma de contacto / Idea inicial

    Como bien decía Thomas Alba Edison: Un genio es 1% inspiración, 99% transpiración. Eso de que hacemos un garabato en un momento y tenemos el trabajo realizado suele suceder en un porcentaje muy bajo de casos, las ideas nunca se suelen concebir lúcidas al principio, por eso está la etapa de la idea inicial que conduce a la búsqueda de referencias.

    Suelo apuntar las ideas en cualquier libreta, posturas, labios, expresiones, ideas o detalles del escenario, composiciones… Cualquier cosa que crea que me va a ayudar en el proceso creativo. Necesito enamorarme de lo que estoy haciendo para darle vida, como imaginar una rápida escena familiar de un personaje en su entorno cómodo o doméstico. Me gusta amar lo que hago porque sé que así tendrá una gran calidad, se convierte en algo real por ende.




    2. Etapa de investigación: La búsqueda de referencias.

    Me lleva de un minuto a veinte horas dependiendo del proyecto. Los de mi entorno saben que dedico mucho tiempo para diseñar los personajes, cultura y entornos de la novela que llevo —demasiado— tiempo escribiendo. Cuando trabajo con personajes ajenos suelo tomar las referencias que se me proporcionan, pero cuando lo hago con los míos suelo recurrir a tareas de investigación muy extenuantes (que por suerte siempre acaban sirviéndome para otros proyectos)

    Leo muchos libros. Seguramente le esté pagando la carrera a alguno de los hijos de la editorial Taschen, porque son muchos los libros suyos que decoran mi estantería.

    Buscar cientos de imágenes en tumblr. Una mirada basta para inspirarme, aunque hasta la fecha casi todas las fotografías que encuentro están basadas en un culto exacerbado a una belleza vacua y sin más significado que el sentimiento que provoca un desnudo cuerpo joven. Casi siempre encuentro respuestas en pinturas antiguas donde encuentro miradas más naturales.

    Salir a "cazar". Cuando trabajaba en Digital Chocolate, dos de mis compañeros más experimentados comentaban cómo, cuando eran más jóvenes, iban al metro de Barcelona (si mal no recuerdo) a dibujar a las personas que se movían por allí. De vez en cuando salgo libreta en mano para ponerme a dibujar todo aquello que me resulte hermoso.

    Sea of Pink & White por Noelle Christine Grand Mosque por Oliver Lisenbarth
    Tumblr Fuck yeah, Awesome Houses The Journeyman Creative Journal Tumblr

    Castillo de Santa Bárbara, Alicante. De mi propia colección.


    3. Etapa de bocetaje

    Cuando realizo un boceto previo, suele ser rápido. Tardar mucho significa que el trazo pierda agilidad, consistencia y vida. Hace tiempo me recomendaron que leyera bibliografía de Andrew Loomis y me baso en su sistema para elaborar composición.




    Referencia en mano, hago el trabajo sobre la composición principal y me guío a través de estas líneas de distribución para hacer finalmente la ilustración. Una vez el boceto está terminado decido si pinto sobre él o si hago tintas puesto que domino varios estilos y nunca tengo problema en experimentar con algunos nuevos.

    4. Tintas (si aplica)

    No siempre hago tintas, suelo dejar mis bocetos muy lúcidos y claros para no pecar de faltar a los detalles, por ello muchas veces prefiero repetir zonas del boceto antes que dejarlas a la libre intuición. Evito hacerlo porque soy de mente distraída y a pesar de que me vuelco en mi trabajo, trabajo en varios proyectos simultáneamente y puedo perder el hilo de lo que inicialmente buscaba.







    El trabajo de tintas es muy sencillo, o utilizo Paint Tool SAI para realizarlo digitalmente (depende de la prisa que tenga) o lo hago utilizando el boceto sobre mi mesa de luz. Siempre gasto el mismo problema porque estoy empezando ahora a entintar de manera tradicional: El papel se comba por el sudor de mis manos, por lo que me han recomendado usar un guante / mitón para evitar tocar el papel con la mano, o utilizar un papel de gramaje superior (yo uso 160gr, me han recomendado 210gr).


    Los materiales, antaño usaba Rotrings / Rapidógrafos / Rotuladores calibrados de Staedtler, los que te daban en el cole, pero la verdad es que la tinta no me seguía la rapidez del trazo. Me frustraba tener que adaptar mi velocidad a la velocidad del rotring, así que pedí consejo en twitter y Tirso Cons (@tirsocons) me recomendó los Sakura Pigma Micron. Tienen más tamaños calibrados (el pack que compré era del 005 al 08), segundo, estos sí me siguen la rapidez del trazo incluso en papel más rugoso. Así que me he enamorado de estos rotuladores japoneses.

    Velvet wings se puede apreciar en mi galería de DeviantART, Tumblr y en mi página web.

    5. Color

    La etapa digital suele ser la más tediosa. Siempre trabajo en formato A4 porque el PC no suele darme para más, en A3 se me quema,  pero suele ser el que más me solicitan para posters y cartelería. Tanto yo como el ordenador sufrimos bastante a la hora de preparar un poster en ese tamaño. Luego decido el color de impresión: Suelo trabajar siempre en RGB y luego hago una conversión a CYMK (y posterior tratado del color nuevamente), por lo que en mi PC, si se va a imprimir, suelen haber dos copias. A4, 8bits, color RGB, 300dpi y A4, CYMK, 300dpi.



    Además de eso, tengo obsesión con el color. Si hago un trabajo rápido y no me gusta el color, es como si tuviera una espinita clavada diciéndome “SABRINA EL COLORRRR”. Por eso siempre busco maneras de mejorar mi color, siempre, tutoriales, pruebas, prácticas… Me permito mucho experimentar.
    Primariamente, establezco mi foco de luz y comienzo a pintar. Dependiendo del tipo de trabajo, en blanco y negro o empiezo ya a colorear. Si tengo mucha prisa no pierdo el tiempo con un B/N.  Pero como no tenga demasiada prisa me gusta jactarme con las pruebas de color.

    Por lo demás intento que la tabla de colores sea dinámica y colorida, los pigmentos más saturados me llaman la atención, mientras que descarto en cuantía las tonalidades pasteles o de baja saturación. Supongo que porque no me ha dado por tirar por esa gama, porque conozco a ilustradoras (e ilustradores) digitales en los que predominan tonos muy neutros o pasteles, suaves que dejan un color muy agradable como @cookiesdf 

    Consideraba oportuno explicar todo el trabajo que lleva una ilustración, ya no sólo el trabajo mecánico (bocetar, entintar, pintar), sino también el despliegue intelectual y emocional que requiere una obra genuina. Podría comparar este proceso con un orgasmo, es un enorme trabajo que requiere toda la concentración en la tarea para acabar extenuado, y todavía más enamorado del oficio.

    domingo, 29 de junio de 2014

    Comunicado sobre Facebook

    Este comunicado es para avisar que en el periodo de una semana cerraré la cuenta profesional de Facebook que tengo abierta para Khioora Design, puesto que muchas veces pongo noticias diarias o semanales, mensajes de apoyo y agradecimiento, y donde también me he visto muy arropada por un feedback estupendo por parte de los usuarios con vuestros "me gusta" y mensajes alentadores.

    Así mismo también retiraré cualquier referencia de mi página web (¡Lo bueno es que ahora la w3c no me dará ningún fallo :)!). ¿Por qué? Por esta noticia. Si se te da mal leer en inglés pásate por este artículo porque es un escándalo que debe salir a flote y no ser promocionado de ninguna de las maneras. No encuentro excusa admisible para este tipo de actuación, ni creo que confíe nunca más en los servicios que Facebook y ninguna de sus aplicaciones pueda prestarme, por útiles que puedan parecer.

    Ni yo ni el equipo de Khioora Design queremos promocionar o permanecer impasibles ante esta total falta de respeto, no sólo hacia la profesión relacionada con la publicidad, el SEO, programación y diseño gráfico, sino hacia esas personas sobre las que ha realizado un estudio sin su consentimiento y a los posibles afectados por lo mismo. También he consultado esto mismo con mi compañero y hemos llegado a la conclusión que lo más elocuente y sensato es cortar toda relación con estas plataformas. Hemos tomado la decisión de que en el periodo de una semana borraremos todos los datos relacionados con Khioora Design de Facebook, así como mi propia forma de denunciar estos hechos borrando la cuenta que tengo activa desde 2008. 

    Hemos decidido dejar una semana para que los seguidores de Facebook puedan encontrarnos en otras redes sociales y en la propia página web que estoy remodelando para adaptarse a tablets y smartphones.


    • - Podéis seguir mi trabajo desde la web oficial de Khioora Design
    • - ¡Desde este mismo blog! 
    • - Desde twitter donde contestaré encantada cualquier tipo de pregunta o duda: @khioora
    • - O desde el correo electrónico corporativo, scamara[at]khioora[dot] y khioora[at]khioora[dot]com.


    Lamento las molestias que esta decisión pueda causar a los usuarios y clientes de Khioora Design que utilizan este medio para ponerse en contacto conmigo. 

    Y sobre todo, muchísimas gracias por el apoyo,
    Sabrina.

    viernes, 30 de mayo de 2014

    ¡Mini-comics!

    ¡Muy buenas tardes seguidorcillos de este humilde blog!

    Lo primero disculparme por tardar tanto en actualizar, llevo unos meses que realmente he ido cuesta abajo ¡Pero! Me he esforzado en subir ;).

    Lo segundo, he estado trabajando mucho en mi novela y en proyectos independientes hasta tal punto que he apartado cualquier distracción de mi vida (Steam, WoW, videojuegos en general, personas tóxicas...). Hago menos caso a cosas que me quitan tiempo de lo importante y más a aquellas que me aportan cosas positivas ¡Como por ejemplo el Salón del Manga de Alicante! O los ilustradores que me estoy encontrando en Twitter, desarrolladores indie, inspiraciones en Domestika, mi trabajo en proyectos muy prometedores, familia, amigos y pequeñas historias que voy recopilando en fines de semana de gente muy agradable de mi pueblo.

    Ha habido muchas personas que me han preguntado por la situación que estoy atravesando y les estoy muy agradecida pero no me gusta que se preocupen por mí, todos tenemos problemas a fin de cuentas. Otras que en cambio se han dedicado a quitar más que aportar, porque muchos se creen que el que no dice nada realmente no tiene problemas, no que no quiera cargar a nadie con sus tontadas y que prefiera superarlas en la intimidad.
    Pero sigo en la tónica que por más patadas que de la vida lo importante es mirar al frente y tomárselo todo con buen humor (a fin de cuentas siempre nos queda eso). Que llorando no se consigue nada.
     Sí... Esto sucede cada vez que encuentro aparcamiento. Algún día tendré que hacer nueve sacrificios a Odín y no se me ocurre el qué.

    No me gusta dormirme en los laureles, así que aprovecho ratitos libres para hacer ilustraciones y practicar cómic, que vaya terror el último que hice. La buena noticia es que a pesar de todo, ahora cuento con que mi abuela vive conmigo y estoy muy contenta. Es una mujer cargada de sabiduría y aunque le cuesta moverse un poquito está tan lúcida como el primer día.


    No fue exactamente así, siempre miro antes de cruzar (incluso en pasos de peatones) y obviamente no insulté de primeras al muchacho, sino que le indiqué que en un paso de peatones debe ceder el paso al peatón, a lo que él se puso a insultarme (pero bueno, el civismo no es algo muy común en conductores con prisas y poca paciencia).


    Mi abuela y yo nos reímos mucho cuando de vez en cuando me salta el mal genio, de vez en cuando suelto algunos improperios, pero es que las injusticias me pueden y más cuando se las dan de listillos. Al final mi abuela soltó un "Cómo se nota que tenías una tatarabuela marquesa y otra castañera".

    En el próximo artículo que tengo preparado quiero explicar el proceso creativo de una ilustración, y el siguiente, explicar cómo buscar y encontrar trabajo :)

    ¡Un abrazo y gracias por leer ^_^!